Santa fe,  Jueves 18 de Abril de 2019 - 12:21 Temp: C
INVESTIGACIÓN
Desvincularon de una causa narco a dos policías de la Agencia de Seguridad Vial
Ambos fueron baleados en 2018 en un chequeo en la autovía 19. Su camioneta fue incendiada en Josefina.
Tapa | Noticia | 23-01-2019
Fuente: Uno Santa fe

Dos agentes que prestaban servicios en la Agencia de Seguridad Vial de Santa Fe fueron desvinculados de una causa narco que investiga un ataque armado por el que resultaron víctimas cuando intentaron controlar un automóvil que transportaba cocaína. Se trata de Matías Ezequiel López y Matías Ezequiel Cuevas, baleados en el cruce de la ruta 19 y su intersección con la ruta provincial 13, a la altura de Clucellas.

Los efectivos fueron procesados por el juez federal de Rafaela, Miguel Ábasolo, por haber tenido entre sus pertenencias, en momentos en que fueron trasladados al Hospital Iturraspe de San Francisco, una serie de estupefacientes.

El fallo fue recurrido a la Cámara Federal de Apelaciones de Rosario por intermedio de la defensa de Cuevas, a cargo de Eduardo Jauchen y German Corazza, y un tribunal de alzada conformado por los jueces Guillermo Toledo y Elida Isabel Vidal, revocó el procesamiento.

No corrieron la misma suerte los otros coimputados de la causa, Pablo, Aquiles y Gabriel Ludueña, acusados de balear a los agentes Cuevas y López, y que iban en un Toyota Corolla gris que trasladaba los estupefacientes. Los mismos sustrajeron la camioneta de la Seguridad Vial estacionada en el cruce de rutas y la incendiaron horas después a unos 500 metros del barrio Acapulco, en jurisdicción de Josefina.

El caso pasó el 9 de marzo del 2018 cuando cerca de las 23.30 los numerarios Cuevas y López pararon un Toyota Corolla color gris –dominio EHL-231– y procedieron a identificar a los ocupantes. Ambos efectivos terminaron heridos de gravedad por los sujetos del auto, cuando vieron en el interior del coche un trozo, presuntamente, de estupefaciente. Cuevas recibió un balazo en la zona del cráneo, mientras que López fue impactado en el abdomen.

Los delincuentes abandonaron el automóvil y subieron a la camioneta Volkswagen perteneciente a la fuerza y huyeron. Horas después, el vehículo oficial apareció incendiado en una zona rural de Josefina. Por su parte, Cuevas y López fueron inmediatamente trasladados al Hospital Iturraspe de San Francisco y de sus prendas los que intervinieron en el traslado vieron caer una serie de envoltorios, que supuestamente contenían estupefacientes.

Vincularon a ambos a la causa como autores penalmente responsables del delito de "encubrimiento por receptación doblemente agravado por ser el hecho precedente un delito especialmente grave (transporte de estupefacientes) y por revestir calidad de funcionarios públicos". A dos meses de cumplirse un año del hecho, la Cámara Federal dictó la falta de mérito para los dos.

En su fundamento, los jueces consideraron "si bien es cierto que como señala el juez de primera instancia la actitud adoptada por los policías ante el supuesto hallazgo de material estupefaciente no se condice con lo que enseña la experiencia en un caso similar, tampoco es suficiente para tener por acreditado el dolo exigido para configurar el delito de encubrimiento".

"Debe analizarse el contexto y la rapidez en que sucedieron los hechos, por lo que no puede descartarse de que Cuevas haya tomado el material estupefaciente apoyado previamente por López en el capó del móvil y preservarlo entre sus prendas como forma de resguardar la evidencia", precisó el fallo y apuntó a la versión que declararon los agentes víctimas de los disparos: de que cuando inspeccionaron el auto, retiraron la llave y el trozo de estupefaciente y colocaron este último en el capó de la camioneta y luego fueron baleados.

"Las circunstancias del caso habilitaban la sospecha necesaria para indagar a los encartados, no basta para dar sostén al juicio de probabilidad que se requiere a esta altura del proceso para dictar el auto de procesamiento recurrido por los imputados", agrega la resolución.

Confirmado

La resolución judicial confirmó por otro lado el procesamiento que dictó el juez Ábasolo para Gabriel y Pablo Ludueña de haber sido quienes intentaron dar muerte a los agentes de la Policía Vial y con posterioridad sustraer sus armas de fuego reglamentarias y huir en la camioneta de la fuerza. El fallo de los jueces de Cámara no hizo lugar a los planteos de las defensas que impulsaron la hipótesis de que Gabriel Ludeña y su nuera denunciaron, que su automóvil había sido "sustraído".

Según obra en la causa, los dos imputados, tras herir a los funcionarios policiales, huyeron en la camioneta de la fuerza por Ruta 19 pero a los 500 metros retornaron al lugar del hecho para sustraer del interior del Toyota Corolla una "bolsa de nailon con forma cuadrada o rectangular, que se trataría de material estupefaciente".

Cabe destacar que cuando los peritos inspeccionaron el coche encontraron una suma total de $ 38.923 que según evaluaron los pesquisas y autoridades judiciales, estaría vinculada a maniobras vinculadas al narcotráfico.

Primero el documento de identidad encontrado en el Toyota Corolla a nombre de Pablo Ludueña. Segundo, la titularidad del auto estaba a nombre de Gabriel Ludeña. En tanto, la prueba balística reforzó aún más la hipótesis de que los encausados participaron del violento episodio.

Para los jueces camaristas también existen elementos en la investigación que permitieron establecer que del hecho también tuvo participación el propio Aquiles Ludueña, quien estuvo prófugo en la ciudad de San Jorge cuando se investigaban las circunstancias del caso. Dichas pruebas son peritajes y escuchas telefónicas.

Posteriormente, los encausados, en un horario no establecido, pero antes de las 3 del día siguiente, estacionaron la camioneta en un camino interprovincial y la incendiaron para así lograr la destrucción total del vehículo.

Imprimir Enviar por e-mail
Institucional:
El Consultorweb fundado el 07 de Septiembre de 2000
Staff de Colaboradores y Corresponsales
Editor Responsable: José Luis Tepper
Redacción: Mendoza 314 - Piso 1 - Tel: 0342/ 4566378/272 - Santa Fe - Rep.Argentina